VANS echó la casa por la ventana en su 50 aniversario

Texto por Liliana G@KAIVERLAINE 
Fotografía por Noel "El Conejo". @SOY_NOEL

La noche prometía una gran fiesta y la ocasión no ameritaba menos: los 50 años de Vans estaban en la puerta y cientos de invitados llegábamos a el Lienzo Charro para recibirlos con los brazos abiertos. A la entrada, nos daba la bienvenida la primera de muchas barras que en vasos conmemorativos, nos regalaban cerveza y tragos para aderezar el festejo. Demás, bajo ondeantes faroles rojos, nos esperaba una decena de Food Trucks que ya comenzaban a llenar el lugar de aromas apetitosos.



Más adelante, una feria nos invitaba a jugar para ganar premios conmemorativos del 50 aniversario, un mago nos asombraba con trucos inimaginables y los colores de la rueda de la fortuna giraban deslumbrando los rostros sonrientes de quienes allí nos habíamos 
congregado. Asimismo, no podían faltar los bowls en donde los trucos de BMX nos hacían lamentar no ser talentosos deportistas. 


​Un camino rodeado por globos nos conducía al escenario en donde Shiro Schwarz comenzaba a tocar. El dúo reconocido por vestir siempre de blanco y negro inundaba la noche con su música retrofuturista, y con sus singulares  audiovisuales que remiten a 
videojuegos y cultura japonesa. Armados con un Theremín y un keyguitar, Pammela Rojas y Rafael Marfil nos pusieran a danzar con un show de calidad, en donde escuchamos canciones como Unattainable, Stand Up! y Together de su más reciente producción Street Beat.



El segundo en ocupar el escenario fue nada más y nada menos que el músico español El Guincho, quien con su sonido fresco y de influencias tropicales encendió un festejo que duraría toda la noche. Sonaron entonces Rotu Seco, Parte virtual y otras canciones que conforman Hiperasia, su último álbum de estudio. Hacia el final de su presentación no podían faltar FM Tan Sexy y Bombay, éxitos de su disco Pop Negro que impulsaron al público a cantar y mover los pies.




The Kills, la banda comandada por el guitarrista Jamie Hince y Alison Mosshart aparecieron provocando gritos de emoción entre la multitud. Muchos fans se congregaron a su alrededor para escuchar temas de su más reciente disco como Doing It To Death o los ya clásicos Satellite, Baby Says,  DNA y  U.R.A. Fever. A éstos se les 
sumaron temas que vendrán en Ash & Ice, producción que verá la luz en junio de este año. Al terminar The Kills, sonaron las mañanitas y así entre una lluvia de luces y globos no sólo se desbordó el ánimo festivo, lo hizo también la valla que límitaba el acceso a la pista, pues muchos de los asistentes dieron portazo para poder disfrutar de Wu-Tang Clan y Jamie xx.




Apareció entonces Wu-Tang Clan, uno de los actos más esperados de la noche que  llegó desde Nueva York para coronarse en la celebración de los 50 años de Vans. El legendario clan logró compenetarase con todo el público, desde  asiduos seguidores que coreaban cada una de las rimas hasta neófitos del hip-hop fueron alcanzados por la energía que transmitían temas como Reuniteed o C.R.E.A.M. A éstos se les sumaron los sampleos de Amor prohibido de Selena la reina del Tex-mex, Come Together de The Beatles y Smells Like Teen Spirit de Nirvana.





Finalmente subía al escenario el joven inglés cuyo talento refulge ya sea con The xx o en su proyecto en solitario. Jamie xx salió en compañía de una gran bola disco cuyos luminosos colores hacían honor al título de su albúm debut: In Colour.  De la mano de una caja de discos de vinil, el set dio inicio con Girl y pasó por Let’s Dance de David Bowie que terminó perdiendose entre los acordes de Sleep Sound. Entre su repertorio figuraron también remixes de The XX, I Feel Love de Donna Summer (Patrick Cowley remix), NY is Killing Me (su colaboración con Gil Scott-Heron), Deluded Heart de Moscoman y Everything in Its Right Place de Radiohead, por mencionar algunos. 




La presentación de Jamie XX nos hizo movernos como en trance y cerró con broche de oro el cumpleaños 50 de Vans. 

¡Feliz Cumpleaños amigos de VANS!

Quizá te interese...