¿Cómo explotaría el Sol?


Te has preguntado ¿Qué pasa fuera de la tierra? Ya todos sabemos que hay en el espacio planetas, estrellas, cometas, asteroides, la vía láctea, la luna y el sol, cada una de estas tienen una función y un proceso.  El sol es una estrella gigante y sobre todo es fundamental para el desarrollo de la  vida en la tierra y  como tal tiene un inicio y un fin, como también puede llegar a extinguirse. 


Todas las estrellas mueren, algunas de manera más violenta que otras. Para algunas, el fin llega en forma de una gigantesca explosión, mientras que otras se consumen paulatinamente. Los astrónomos estiman que el Sol se apagará dentro de aproximadamente 7 mil millones de años, cuando haya consumido todo el hidrógeno de su núcleo. 

¿Cómo será su muerte?
Cuando llegue el tiempo, el sol se expandirá durante millones de años en una gigante roja; quemando sus capas externas de hidrógeno. Posteriormente, colapsará en una enana blanca, un remanente estelar que poco a poco se enfriará hasta alcanzar la temperatura del Universo. 


La razón por la cual el Sol no puede explotar en una supernova es que no tiene la masa suficiente. Los progenitores de supernova (las estrellas capaces de convertirse supernovas) son extremadamente masivas, teniendo 8 a 10 veces la masa del Sol. Cuando una estrella de este tamaño consume su combustible, su núcleo se colapsa y en una fracción de segundo material cae hacia adentro para crear una estrella de neutrones muy densa, o incluso un agujero negro.

Si una estrella es aún más masiva, teniendo 140 veces la masa del sol, explota completamente y no queda nada de ella en absoluto. Según los cálculos astronómicos, la estrella más cercana que podría detonar en una supernova es Espiga, la más brillante en la constelación de Virgo, la cual se encuentra a una distancia de 260 años luz. Demasiado lejana para ser considerada un peligro. 



Fuente: Muy Interesante y National Geographic Channel.

Quizá te interese...